madrugada.es.

madrugada.es.

¿Qué papel juega el estrés en los terrores nocturnos?

Introducción

Los terrores nocturnos son un trastorno del sueño que afecta a muchas personas. A diferencia de las pesadillas, los terrores nocturnos ocurren durante la fase de sueño profundo y suelen hacer que la persona grita, se siente, golpea o incluso violenta. A menudo se relacionan con el estrés, pero ¿qué papel juega realmente el estrés en los terrores nocturnos? En este artículo, exploraremos cómo el estrés puede influir en los terrores nocturnos y qué se puede hacer para prevenirlos.

¿Cómo se relaciona el estrés con los terrores nocturnos?

El estrés es una de las causas principales de los terrores nocturnos en adultos. Cuando alguien está bajo mucho estrés, es posible que no pueda relajarse completamente mientras duerme. Como resultado, la persona puede experimentar terrores nocturnos. Además, el estrés también puede afectar los niveles de hormonas del cuerpo, lo que puede provocar trastornos del sueño. Los terrores nocturnos también pueden ser un síntoma de trastorno de estrés postraumático (TEPT). Las personas que han sufrido un trauma pueden experimentar terrores nocturnos relacionados con las experiencias traumáticas. Por ejemplo, un veterano de guerra puede tener terrores nocturnos relacionados con los eventos traumáticos experimentados durante la guerra.

¿Qué se puede hacer para prevenir los terrores nocturnos relacionados con el estrés?

Hay varias cosas que se pueden hacer para prevenir los terrores nocturnos relacionados con el estrés. Primero, es importante tratar el estrés subyacente. Esto puede incluir la terapia cognitivo conductual (TCC), el uso de técnicas de relajación como la meditación o el yoga, y la reducción de los desencadenantes del estrés. Es importante establecer una buena higiene del sueño. Esto incluye mantener un horario regular de sueño, evitar la cafeína y el alcohol antes de acostarse y crear un ambiente de sueño cómodo y tranquilo. Además, es importante mantener un diario de sueño para registrar los patrones de sueño y los terrores nocturnos. Esto puede ayudar a identificar los factores desencadenantes de los terrores nocturnos. También se pueden tomar medidas para reducir los factores desencadenantes, como evitar alimentos pesados ​​o evitar ver películas de terror antes de acostarse.

¿Qué pasa si los terrores nocturnos persisten?

Si los terrores nocturnos persisten, es posible que sea necesario buscar tratamiento médico adicional. En algunos casos, los medicamentos pueden ser recetados para reducir los terrores nocturnos. También es importante hablar con un profesional de la salud mental si los terrores nocturnos están afectando la calidad de vida o si ocurren con frecuencia. Un profesional de la salud mental puede trabajar con la persona para identificar los factores desencadenantes y brindar herramientas para manejar el estrés y la ansiedad.

Conclusión

En conclusión, los terrores nocturnos pueden ser causados ​​por una variedad de factores, incluido el estrés. Es importante tratar la causa subyacente del estrés y seguir un buen régimen de higiene del sueño para prevenir los terrores nocturnos. Si los terrores nocturnos persisten, es necesario buscar tratamiento médico adicional y hablar con un profesional de la salud mental. Con el tratamiento adecuado, los terrores nocturnos pueden ser controlados y disminuir su impacto en la calidad de vida.